miércoles, 15 de julio de 2009

---


B U S C A N D O H U E L L A S:

"DE LA FILOLOGÍA A LA FILOSOFÍA".


- "... si los conocimientos sobre el pasado no se asimilan y digieren, interior y exterior ya no se corresponden; las formas que el hombre del siglo XXI impone a su propias producciones en las diversas artes, tomándolas, como de hecho ocurre, de un pasado considerado como una especie de repertorio y guardarropía de disfraces teatrales, no tienen ninguna relación orgánica, necesaria, con su interioridad. El exceso de conciencia y de conocimiento histórico es causa al mismo tiempo de la incapacidad de producir formas nuevas y del "remedio", aún peor que el mal, para esta incapacidad".

-"El lenguaje socialmente establecido, con sus reglas y su función cognoscitiva, nació sólo como cristalización arbitria (unido... a formas de las relaciones de dominio) de cierto sistema de metáforas que, inventado libremente como cualquier otro sistema de metáforas, se impuso luego como el único públicamente válido de describir el mundo; cada lenguaje, en su origen, es metáfora, indicación de cosas mediante sonidos que no tienen nada que ver con las cosas mismas. La sociedad surge cuando un sistema metafórico se impone sobre los otros, se convierte en el modo públicamente prescrito y aceptado de señalar metafóricamente las cosas (es decir, de mentir). Desde ese momento, los distintos sistemas metafóricos, tanto pasados como futuros, quedan reducidos al nivel de la "poesía", o sea, al nivel de mentiras reconocidas como tales".

- "... sólo a través de la construcción de ese conceptual juego de dados que se llama por otra parte "verdad", es decir, a través del establecimiento de un orden jerárquico de conceptos abstractos, alejados no sólo de las cosas sino también de las impresiones inmediatas de los individuos, el hombre se distingue del animal absolutamente sumergido en el fluir de imágenes. Para edificar la propia humanidad racional, fundada en la capacidad de "mentir en un estilo vinculante para todos", el hombre debe olvidarse a sí mismo en cuanto a sujeto, y precisamente en cuanto sujeto artísticamente creativo".


Extractos de "Introducción a Nietzsche"
de Gianni Vattimo, Ediciones Península (Colección Nexos), Barcelona, 2001.



---

4 comentarios:

Filiola dijo...

Pues tengo que decir que yo soy súper fan del señor Nietzsche y me parece que en general es bastante mal interpretado (suponiendo que tenga derecho -¿y si no qué?- a defender mi propia interpretación sobre otras). Sin embargo, estos fragmentos de Vattimo me dan la impresión de ser acertadísimos. Coincido con cada uno de ellos. El primero define el kitsch maravillosamente. No sabes la sensación de malestar que me da... si paso por las tiendas y cafés "vintage" de Malasaña, por ejemplo, vuelvo a casa con un vacío existencial tremendo. Un besote desde el otro lado del Atlántico.

ACCIONISTA MINORITARIO dijo...

Querida Filiola:

Nos alegramos atlánticamente de leerte de nuevo... y de que seas súperfan del señor "Bigote-popón" (nosotros le respetamos mucho aunque no lo parezca).

Y, por supuesto, tienes todo el derecho a interpretar a Nietzsche (y todo lo que te plazca... de hecho, incluso nos arriegamos a decirte que interpretarlo todo es tu/nuestro deber!!).

También nos satisface sobremanera que, en este caso, coincidas con Vattimo: a nosotros también nos parecieron muy acertadas esas reflexiones suyas, pero recuerda que (por ese deber autoasumido de libre interpretación) nosotros siempre que publicamos textos los intentamos relacionar con reflexiones sobre el arte, en general, y sobre la poesía en particular... En este caso, nos parece muy interesante -una vez más- tu reflexión sustraida del primer párrafo sobre el kitsch y llevándonosla a nuestro terreno acabamos de pensar que una inmensa mayoría de lo que se produce hoy en día en poesía es simplemente kitsch... muchos poetas jóvenes escriben versos como eligiendo formas en "una especie de repertorio y guardarropía de disfraces teatrales", que "no tienen ninguna relación orgánica, necesaria, con su interioridad".

Estamos un poco asustados por lo que acabamos de decir, ¿nos caerá un rayo del cielo?

Otro besote (grande) desde este lado.

Pd.- Nos encantó verte el otro día, que lo sepas!!!

chincheta dijo...

como llevo dos días de vacaciones de Nietzsche, me he permitido la licencia de no leer el texto que has colgado y aún así, fíjate qué cara, comentarte.
en cuanto nos reconciliemos -nietzsche y yo, digo- me lo leo, seguro.

bueno, ahora a lo que iba:
he entrado a inspeccionar tu blog a raíz del comentario que pusiste en mi (pen)último poema.

a pesar de ser un comentario largo, me bailaba un poco la esencia (estoy un poco obtusa ultimamente, perdona) y quería comprobar si lo había entendido bien, o simplemente dar señales de vida.

lo que he sacado en claro es que intuyes una línea algo más optimista (optimista-reflexiva?) en los últimos poemas, la cual te agrada más que la línea pesimista de los anteriores (entiendo que los que leí en el recital -aunque aquí discrepo un poco, sólo un poco, porque creo que ahí ya había alguno que empezaba a pisar esa línea, aunque tímidamente-)

la verdad es que no estoy muy segura de si esta ésta es la interpretación correcta pero si es así, te doy las gracias por decírmelo porque coincido, en parte, contigo (y sólo en parte porque la subjetividad de verlo desde dentro me impide construir ningún tipo de visión total de nada)

así que mis primeras gracias van por escucharme en el recital y aguantar ése calor anti-poético y anti-jueves y anti-todo.
las segundas, por entrar a mi blog y leerte el poema (no es algo muy común).
y las terceras, por darme tu opinión, así, dejándome la sensación de habernos conocido tomando un café.

así que gracias, sinceras.

/volveré por nietzsche y por todo lo demás.

un abrazo
B.

chincheta dijo...

:(